Carta abierta de Ricardo sobre el estado de la música actual…

14390946_10153858860171127_1033581775342362448_n

Gente peleando por la Corona y el Trono del Rock en la divina comedia de Dante, Augusto Rodin ya tallaba la piedra ilustrando batallas de egos en la puerta del infierno, allí donde todo rima con la soledad de los “elegidos”, abre la Puerta… ¿Quieres entrar? Atrévete! ¿tú querías soñar o dominar?,¿querías utopías con amigos o negocio elitista? En mi mundo no hay reinos o dioses, no hay ganar o perder, ni números ni enemigos, sólo un escenario por abarcar, siempre deseando lo mejor a todos en el puerto, allí donde veo sonrisas estaré yo con mi música y el Crew…

Resistencia a prueba de contaminación: parásitos, señores del averno, coronas de laureles sin credenciales, policías del rock, humos y enchufes de Norte a Sur, circuitos cerrados, jungla de mentalidades, estrategas del “arte”, mercaderes, pasteleros, pisa cabezas, grupos de postal, de cartón y de anuncios, hombres mentira, movimientos estéticos, lacra y siempre más tóxicos. Acaparáis para desviar y contaminar lo real. Vive y deja vivir. Te veo y te leo, pero no pudiendo ser libro eres pasto de letrina. ¿Cuál es tu columna vertebral?

No me tose ninguna de tus poses. Me basta con ver a mi familia, gente y compañeros felizes, creciendo juntos cuando la adversidad te planta mil caras y dos mil cruces invertidas. Hay mucha suciedad y negocio viciando juventudes con fantasmas, retos de vanidad y superficialidad, olas con forma de rocas que hacen volcar navíos, referencias sin ciencias, falsos profetas y espejismos. No es cantidad, ni calidad, ni longevidad , se trata de ti, de ese viaje que te lleva a ser más tu mismo, a escribir esa canción sin nombre y esa letra por pronunciar, ese es parte del trofeo. Para mí esa es la voz del camino, cuya receta se combina con sal en las subidas y azúcar en las bajadas, eso significa romper con muchas “reglas”, clichés o estándares impuestos por mentalidades…cadenas de este mundillo de apariencias que llaman éxito al dinero. Trabajo y solidaridad, dedicación en el exilio.

Con la convicción de no ser el mejor disidente y de ser vanguardia ancestral, me considero afortunado de estar sencillamente vivo en un mundo cruel donde la música de corazón está en vía de extinción.

Por eso doy las gracias a todos y todas los que hacéis que este circuito sea todavía real, a los comprometidos que ponen fe y corazón con regularidad, a los que abrazan el espíritu de familia musical con infinidad de gamas de colores, sois inspiración para que siempre merezca la pena pelear por un disco más. Y para los que no entendieron que sepáis que sino me encontráis…estaré en la oposición. #gvahxc
Pic by Gabriel Asper

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *